martes, 13 de marzo de 2007

Mi Papá...

A principios de Agosto de 2006, tuve la oportunidad de regresar a Nicaragua después de 28 años, y ver a mi padre a quién no veía desde que tenía apenas 10... El porque de la separación, nunca fue muy claro: una guerra, una beca, un divorcio, un silencio, y un millon de dudas... intentar tener paciencia y esperar... esperar hasta que un día ocurriera algo que nos reuniera... y 26 años más tarde.... ocurrió... sin planearlo, sin buscarlo, me llegó una invitación a Panamá que queda bastante cerca de Nicaragua... Sé que el mundo vá lleno de estas historias de familias separadas por las guerra esta para mi es importante puesto que es parte de mi historia... y hoy se las comparto con un texto que escribí el día en que se dio el reencuentro...

"No existe ninguna palabra que yo conozca, que logre expresar lo que sentí hoy al cruzar por migración en mi llegada a Nicaragua...
Tenía ganas de abrazar a todos los nicaragüenses y decirles: "Oigan... miren...soy yo..regresé...!" Sé perfectamente que además de juzgarme loca, habrían pensado que exageraba en mi reacción, pero fue mucho más emotivo aún cuando finalmente lo tuve frente a mi y lo abracé... Mi papá... mI... Papá !

No logré contener las lágrimas que desde 1980 dejé correr al despedirme de él en el aeropuerto de la capital mexicana, recuerdo que me abracé de su cintura ahogada en llanto y le dije, júrame que te voy a volver a ver... y bueno... aunque 26 años más tarde... así fue.

Partí de este país en Agosto de 1978, y en el mismo mes 28 años después..en mi tierra Nica... Con una nueva familia caída del cielo... cuando pensé que ya nada sorprendente podría ocurrirme... Aquí estoy... Con el espíritu de una niña de diez años..con mis ojos llenos de brillo ante la promesa cumplida, agradecida por cada segundo que se me regala hoy a su lado, con el alma a punto de estallar de alegría, no es un sueño..en realidad, hoy me encuentro en Nicaragua, junto a mi padre...es verdad, aquí estoy"

Hoy siete meses después aún me emociono recordando ese día, y ya que en Bolivia el domingo será Día del Padre... de nuevo con el mismo espíritu de niña que se quedó en mi, congelado de por vida... le recuerdo y pienso en él, con la gratitud de quién recibió lo que tanto esperaba... en mi caso, solo pedía verle y a cambio, le vi, le abracé, le lloré y le viví...!

Si alguien desea saber quién es el denle click aquí ...


13 comentarios:

Mario Gámez Rosales dijo...

te envidio de nuevo, amiga mía, porque tienes a un padre a quién querer...

bueno, ya qué...

es bueno recordar todo eso... y hasta con lujo de detalles jejeje

saludos!!! que estés bien

David Moreno dijo...

Buen Post!!...muy personal y emotivo...

Abrazos :D

Rosa dijo...

Me ha gustado mucho conocer a tu papá, por cierto, buen profesional.
A veces en este mundo de internet es todo demasiado frío e impersonal y encontrar un cachito tan sincero y emotivo de una persona, yo al menos, lo recibo con enorme placer.
Mi papá me ha dejado no hace mucho y para siempre, por eso valoro aún más este rato "lagrimero" que me has echo pasar. Lo he pasado mal leyendote y, al mismo tiempo, me ha gustado tanto, que lo he vuelto a leer.
Nos leemos!!
Un besote!!

tu.politóloga.favorita dijo...

Felicidades a tu papá por 40 años de trabajo! Y a ti también por verlo después de tanto tiempo =)

Diego dijo...

Tus palabras son muy emotivas y es que se siente cuanto amor sientes por ese ser que es silencioso pero sacrificado. Algunas circunstancias pueden ser duras en nuestra vida, me parece que tu las has sabido superar con mucha hidalguía. Amén.

klimt dijo...

que lindo Ana

realmente hermoso

hoy te conozco un poquito mas, y dejame decirte, que me encanta!!

he visto la pagina de tu papa, y mira, que gran orgullo, tu de el, y seguro el de ti

en todo caso, nosotros de ustedes!!
un abrazo

Ana Gabriela Sandino dijo...

Mario: En verdad lamento el que no tengas junto a ti a tu padre, más te agradezco como siempre por tus palabras...

David: Gracias...

Rosa: Disculpa si te hice pasar un mal rato, a decir verdad, no era mi intención, pero entiendo que también te refieres a ello porque te gustó mi post, y como te comenté en mi correo, a veces el alma necesita desahogarse. Cariños...

Politologa: Gracias por tus felicitaciones!

Diego: Pues si, lo quiero como supongo que se quiere a un padre, con todo el corazón... y gracias por expresarme tu opinión en forma tan sincera...

Klimpt: Me alegro un mundo de que te haya gustado mi post, y que al irme conociendo te encuentres con una persona agradable...

Gracias y seguimos comentando!

ALiz dijo...

Felicitaciones, me imagino que habrá sigo dsp de tanto tiempoc omo conocerlo!!!! Me alegrooo y disfrutelo!!!
Que post emotivo... Esta es una historia que si uno la ve en una telenovela piensa que solo ocurre en ellas. Disfrute lar ecuperación del vínculo!
Saludos :)


ALiz

Azul... dijo...

Lindo post, me llegó al almita, porque yo también estuve sin ver a mi papá durante muchos años, aún viviendo en la misma ciudad, así que se perfectísimamente cómo te sentiste y me alegro que lo hayas recuperado...

Bessitos!

Fuji dijo...

Híjoles. Tengo una sensación ambivalente: por una parte leerte me dejó nostálgica y triste pensando en los hechos que pudieron haber ocasionado la separación por tantos años. Pero ¿sabes?, lo curioso de esto es que a pesar de todo, transmites una alegría muy peculiar, muy sincera, una gratitud que se contagia. Bueno, al menos a mi me has contagiado jeje.

Un gran, gran abrazo Ana, cuídate :)

Justo Sandino Cooper dijo...

Gaby: He hecho mil intentos por enviarte mis comentarios, pero no lo logro. Dime cómo hacerlo. Tu papá.
Justo Sandino Cooper

Justo Sandino Cooper dijo...

! LO LOGRE¡ Hurrrraaaa.
Gracias por tus bellos sentimientos hacia mí y la tierra que te vio nacer. Te adoro. Tu papá.
Justo Sandino Cooper.

ElPoeta dijo...

Realmente debió ser emocionante ese encuentro, Ana Gabriela. Me alegro de que vivieras ese momento. Un beso,
V.